Hacienda Abraspungo

El mundialmente famoso viaje en tren a “La Nariz del Diablo” es de los más destacados y fantásticos viajes en tren del mundo, durante su trayecto se puede observar el rico tapiz de las cuidadosamente bien cultivadas tierras andinas, contrastándose con lo basto y agreste del paisaje en el páramo, recorriendo los 400 Km de extensión del valle central andino que acertadamente fue llamado “la avenida de los volcanes” en 1802 por el explorador alemán Alexander Von Humboldt debido a que este magnífico y único lugar del planeta está adornado por decenas de volcanes muchos de ellos aun activos y algunos de gran altitud y tamaño que resaltan por sus nieves eternas.

Este viaje en tren que parte de la ciudad de Riobamba, hacia el sur pasa por un sin número de pequeños pueblos enclavados en las montañas y extensos territorios, arribando al pueblo de Alausí donde empieza el electrizante descenso por la Nariz del Diablo.

Muchos viajeros y bajo su propio riesgo y responsabilidad se ubican en la parte superior del tren para aprovechar la vista espectacular que este esplendido paraje despliega. Los ingenieros que ingeniosamente realizaron esta casi increíble obra ferroviaria, al hacerlo escupieron la montaña con una serie de zig zags hacia los flancos de la misma, esto permite al tren escalar una cuesta que va desde los 1800 metros hasta 2600 metros sobre el nivel del mar, el ferrocarril se desplaza hacia adelante y luego hacia atrás y zigzagueando por las rieles asciende y desciende esta escarpada cumbre. Este tramo del ferrocarril trasandino ecuatoriano une por primera vez la región de la costa con la sierra, esta insigne obra permitió la consolidación del Ecuador como país impidiendo que se fragmente en minúsculas naciones o estados.

Hacienda Abraspungo